El declive de uno de los animes más interesantes de Netflix, Carole & Tuesday

En el 2019 se estrenó en Netflix uno de los animes que lo tenía todo para ser uno de los animes más interesantes de ese año y de los más destacables de los animes originales de la plataforma, Carole & Tuesday.

Sinopsis argumento del anime Carole & Tuesday

La serie transcurre en un universo futurista donde la humanidad ha colonizado Marte, los ciudadanos son consumidores pasivos y casi toda la industria del entretenimiento ha sido creada por inteligencia artificial.

En ese contexto la joven Tuesday Simmons, una chica de familia adinerada, se escapa de casa para cumplir su sueño de dedicarse a la música. Tras llegar a Ciudad Alba se cruza por la calle con Carole Stanley, otra aspirante a músico que proviene de un campo de refugiados de la Tierra, esta actúa como artista callejera y sobrevive con trabajos parciales. Aunque a primera vista no tienen nada en común, a ambas les une la pasión por componer sus propias canciones y se hacen amigas desde el primer día. Todo ello les lleva a crear el dúo musical Carole & Tuesday, con el que aspiran a triunfar superando cualquier adversidad.

Carole & Tuesday - VOCAL COLLECTION vol.2 Lyrics and Tracklist | Genius

Reseña y opinión sobre el anime Carole and Tuesday

El equipo

El anime si bien no es que hiciera mucho ruido, si llamo la atención de mucha gente debido a los agentes involucrados en el proyecto.

Por un lado teníamos al estudio Bones celebrando su veinte aniversario, estudio conocido por la calidad de animación que ofrecen en muchas de las obras de las que se han hecho cargo. Algunos títulos conocidos son Boku no hero, Mob Psycho 100, Noragami, Kekkai Sensen o Bongou stray dogs entre muchas otras. Si bien la calidad de animación fluctúa entre obras y presupuestos, y sin ser lo mejor de la industria, es innegable que se mantiene un estándar de calidad, sobre todo en momentos clave de dichos anime.

Por otro lado está uno de los directores más interesantes de finales de los 90 y principios del 2000, Sinichiro Watanabe, mayormente conocido por Samurai Champloo, y un anime llamado Cowboy bebop, no sé por ahí dicen que no está del todo mal el anime. Lo que más interesaba de este no era tan solo su calidad como director, la cual es difícil poner en duda, sino el que estuviera a cargo de un anime que se centra en la música, aspecto que este siempre explota en la mayoría de sus obras haciendo de esto parte importante de la identidad de estas.

Lo interesante de la trama

Tras los primeros episodios del anime realicé un video comentando la «critica social» que se podía ver en la serie, sobre todo en relación con la influencia que tienen los avances tecnológicos en el arte y si las obras despojadas del factor humano realmente se pueden considerar arte al estar desprovistas de sentimiento o intención alguna, o si realmente el sentimiento y la intención importan lo más mínimo pues al final el arte cada vez más es un simple producto para la gran mayoría de la gente, al menos en países como Estados Unidos, al que claramente este anime se dirige.

Siendo esto algo que hoy en día ya está ocurriendo con inteligencias artificiales capaces de recrear cuadros a la perfección e incluso producir cuadros nuevos basándose tan solo en la trayectoria de un artista o la propia industria musical en la que cada vez el papel humano o la interacción del artista es menor.

Esto con la participación e interés de Netflix de llevar el anime a un público global, lo qué significa que la sociedad de Ciudad Alba abarcaría un espectro más global y no tan centrado en Japón y su cultura para con los temas de tradición vs avance tecnológico, hacía de la obra algo muy entretenido de seguir.

Y eso que aún ni he mencionado lo fundamental de un anime musical, la música. La cual es destacable y es que una vez más se puede destacar tanto la influencia de Watanabe para la dirección de las escenas, como el rol de Netflix y la discográfica Flyingdog, pues al ser un público global las bandas sonoras son en un inglés fluido y bien pronunciado, con canciones que si bien en su gran mayoría son pop, si logramos escuchar distintos géneros.

En lo personal, pues al final es algo subjetivo, yo si logre disfrutar de la mayoría de las bandas sonoras del anime, sin embargo en lo referente al duo protagónico algunas veces se me hacía muy pesado que casi la totalidad de estas tratara sobre lo mismo.

¿Todo muy interesante, verdad?

Tras la primera temporada mucha gente perdió parte del interés que tenían en la obra hasta el punto en que la segunda temporada paso sin pena ni gloria por la misma comunidad que mostraba un interés en sus inicios.

Carole y Tuesday temporada 1

Creo que nadie negara que el atractivo principal, lejos de que te interese o no la crítica que hace el anime, es la empresa que el duo de Carole y Tuesday llevan a cabo como artistas amateurs para ser reconocidas y vivir de su pasión, en contra de las inteligencias artificiales las cuales logran desempeñar un mejor trabajo de lo que haría un ser humano y a priori entender lo que quiere realmente la gente o en su defecto poner a las personas en predisposición.

Como ocurre actualmente con el marketing, branding y algoritmos que registran nuestro comportamiento en redes para luego enseñarnos publicidad e influir en nuestros hábitos de consumo.

Lo que se acompañaba de otra subtrama en la cual una chica llamada Ángela sigue el mismo camino, pero con la sutil diferencia de que esta viene de la industria de la moda y obviamente tiene más contactos e interés mediático.

No obstante lo interesante de este personaje es que es la representación del arte creado por las inteligencias artificiales, siendo que apenas compone sus canciones y a pesar de su enorme ego tan solo es una herramienta de su productor musical, Tao un genio y friki de las inteligencias artificiales, que tranquilamente podría remplazarla por un holograma. Idea con la cual el mismo anime llega a jugar más adelante.

También esta su representante, su madre, quien la manipula recordándonos a la multitud de historias de niños estrellas forzados o abusados en la industria del entretenimiento por sus padres.

Ángela es una pequeña muestra de como funciona la industria por dentro cuando un artista novato está empezando en las grandes ligas por así decirlo.

Sin embargo todo esto se va diluyendo con el pasar de los episodios, donde toda esa crítica y parodia se reduce a un concurso de talentos, al cual tranquilamente se podrían haber presentado desde un inicio, haciendo que todos los intentos anteriores de llamar la atención se vean algo insignificantes, más allá de presentarnos un poco de su mundo en su «carrera contra Ángela», la cual participa en el concurso como artista invitada.

Para empezar dicha rivalidad que nos plantea la serie resulta algo floja pues realmente no hay muchas interacciones entre ellas y en ningún momento se aprecia que el desempeño de unas afecte a la otra o que defiendan con todo que estilo es mejor, etc.

El que todo se reduzca a un concurso de talentos en el cual el tema central de la serie, el papel de la tecnología y el ascenso de artistas amateurs, quede relegado a un segundo plano, le resta cierta identidad a la serie pues poco a poco el drama va desplazando todo lo demás.

Se nos ofrecen los dramas familiares, problemas sociales y las inconveniencias de lidiar con la fama, lo cual sigue siendo interesante y es cierto que ya se venía tocando desde un inicio, pero no deja de ser una antesala a la perdida de foco de la serie la cual se acentúa en su segunda temporada.

En el concurso la tecnología no juega ningún rol, aunque se nos presenta un juez que en realidad es una IA, realmente no influye en la trama.

La idea de que ganar el concurso te lleva a la fama se arruina pues al final la mayoría de participantes acaban volviéndose profesionales debido al concurso, por lo que la misma competencia pierde la gracia que tenía.

Esto sin mencionar la razón de que Carole y Tuesday son descalificadas por un drama que no tiene ni pies ni cabeza.

Carole y Tuesday temporada 2

A bastante gente le gusta esta segunda temporada y en parte entiendo por qué. Aunque no comparto el sentimiento.

Por un lado la trama, aunque se aleja de su concepto original, se vuelve mucho más dramática, lo que se puede traducir en ser más entretenida.

Ángela, de lejos el mejor personaje, obtiene más protagonismo lidiando con el acoso y problemas de identidad y estrés a raíz de lo ya mencionado antes, el tema de que una IA podría remplazarla fácilmente con un holograma y el mantener un estatus, entre otros problemas personales que logran crear drama sin alejarse del foco del la serie. A excepción del origen del personaje, el cual es un sin sentido que no hacía falta. Aun así, es de lejos el pilar de la segunda temporada y el personaje con más desarrollo y aporte a la trama.

Las protagonistas

La serie trata de dar más desarrollo a ambas protagonistas con resultados algo dudosos.

La serie se vuelve muy política pues se da más atención a la madre de Tuesday, quien es una candidata a la presidencia en contra de la inmigración procedente de la Tierra, tema que como cualquier serie promedio de Netflix, los trata con sentimentalismo y sin darnos mucho contexto, haciendo la típica imagen de malos contra buenos.

Lo más decepcionante de esto no se encuentra en una cuestión ideológica personal, sino en que la serie manejaba la idea de que la madre no quería que Tuesday se dedicara a la música porque esto podría afectar a su imagen como política.

De hecho hay un capítulo donde la madre manda a unas personas a que secuestren y traigan de vuelta a Tuesday. Sin embargo no ocurre absolutamente nada cuando dicha relación se hace pública. Lo único que ocurre derivado de esto es la introducción de un periodista freelance que investiga trapos sucios de la madre a raíz de entrevistar a Tuesday y su hermano, lo que en un giro inesperado de los acontecimientos resulta ser una excusa para que Tuesday se enamore de este y le rompan el corazón.

El contacto que acaba siendo irrelevante para la trama pues se habla del tema en ese capítulo y ahí se queda la interacción entre ambos personajes.

No estoy diciendo que absolutamente todo tengan que aportar al avance de la trama, pero sí que creo que como mínimo debería aportar algo a los personajes, cosa que no ocurre.

Tuesday luego de ese capítulo no muestra mucho interés ni por la política ni ningún cambio en cuanto al desencuentro amoroso.

A todo esto el mayor enlace que tenemos para que realmente nos importe y se nos introduzca como parte esencial de la trama todo el tema político, que es Carole como refugiada de la Tierra, poco tiene que ver al casi no mostrar un interés o interacción con el tema político y social más allá de que resulta que un viejo amigo es deportado a la tierra, siendo en ese momento donde muestra cierto interés.

Hubiera sido interesante que al ser ella una refugiada y a la vez una artista en ascenso se abanderara del movimiento, logrando asi conectar con la gente mucho mas y volver a la idea inicial de la batalla contra la tecnología.

O que la madre de Tuesday le ocasionara problemas legales manipulando la documentación de Carole o amenazando con deportarla. Haciendo del tema político algo más atractivo para el espectador y que veamos que tan malvada puede llegar a ser la madre de Tuesday como para que esta se escapara de casa en un primer lugar, afectando así también la carrera del duo. Así la serie podría explorar el tema de las narrativas de los artistas y las relaciones con gente de poder en la industria o incluso el tema de las falsas apariencias de artistas o empresas que dicen ser abanderadas de ciertos movimientos.

Algo interesante que si hace la serie con Carole es reencontrarla con un familiar biológico y dar más profundidad al personaje explicando la razón de que fuera abandonada por sus padres. Digo que es interesante pues nos muestra una faceta del personaje de Carole que poco pudimos apreciar, su lado más intimo de querer conocerse a ella misma y a su familia, pues cada vez que se mencionaba el tema de su familia real parecía importarle poco pues es algo que no afecta en su vida.

La otra razón por la que digo que es interesante es por la forma en que se tratan dichos encuentros a raíz de los capítulos creando un vínculo entre los personajes y sin tratar el tema como algo de relleno o que no aporta nada a la trama.

Bien es cierto que la música sigue siendo en foco de la serie, pero el objetivo tan solo se vuelve en sacar un disco y lo que conlleva (colaboraciones, promoción, productores, etc.) siendo algo menos interesante que el lograr llegar a la cima, ganar un concurso o luchar contra la tecnología.

Tan solo en los últimos episodios se logra entrelazar de forma interesante la cuestión política cuando muchos artistas están siendo silenciados por sus opiniones, lo que da el objetivo a las protagonistas de reunir artistas para cantar una canción en contra de la situación social y política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *