El one shot de Bleach ¿Otro Boruto? / Reseña y opinión Bleach: New breathes from hell

Recientemente he tenido la oportunidad de leer la última publicación del mangaka Tite Kubo, el capítulo one shot de su obra magna Bleach, Bleach: New breathes from hell.

El capítulo parece iniciar no muy lejos de la fecha en la que terminó el manga (la saga de los Quincy) presentando al hijo de Ichigo y Orihime y a la hija de Renji y Rukia.

Sin embargo, contrario a lo que nos tienen acostumbrados muchos spin off actuales centrados en la descendencia del protagonista de la obra primaria, en esta ocasión el capítulo no invierte mucho tiempo en estos y rápidamente nos da un contexto de la situación actual de los viejos personajes y ciertos cambios y avances en la vida de estos y las nuevas tecnologías. Por lo que, por el momento, parece ser que esta continuación será balanceada y ofrecerá una transición limpia entre las generaciones.

Digo que será una posible continuación pues el capítulo termina de forma inconclusa y con muchas dudas en el aire.

El capítulo expande el universo de la obra aportando nueva información, en este caso sobre la dimensión del infierno y una de sus funciones.

Deberías leer el capítulo?

Si te interesa la obra, su mundo y folklore o estás aburrido/a deberías leer el capítulo.

Si te decepcionó la obra o estás harto/a de tramas repetitivas o huecos argumentales no deberías.

Trama

Como siempre el folklore y construcción de Bleach es interesante y en esta oportunidad no es para menos, pues se nos introduce una ceremonia de la Sociedad de almas la cual se hace en tributo a los capitanes fallecidos en combate. Sin embargo se nos revela que dicha ceremonia es tan solo un pretexto para ocultar el verdadero motivo: Un ritual para la transmigración de aquellas almas que son demasiado poderosas hacía el infierno.

Dicha idea se utiliza como pretexto para traer los enemigos de este, más que posible, nuevo arco en el que antiguos enemigos de la Sociedad de almas volverán del infierno, pues de nuevo la ruptura del balance espiritual es la principal causa del problema, rompiendo «las puertas» del infierno.

Tite Kubo puede ser justamente criticado por muchas cosas, pero hay que reconocer sus fortalezas y es que sabe vender una historia.

Aunque sin ser algo muy prometedor, este capítulo se mantiene interesante a nivel argumental y aporta más construcción de mundo a la obra, incluso si has leído las novelas.

Sin embargo, siendo que se trata de un capítulo sin continuación confirmada es arriesgado dejar una trama tan abierta. Más teniendo en cuenta el historial de huecos argumentales de la obra, muchos de los cuales no han sido siquiera resueltos ni en las novelas posteriores al manga.

No obstante hay que decir que la motivación de «venganza» o «destrucción» contra la Sociedad de almas que tienen todos los villanos de la obra empieza a ser bastante repetitivo.

Arte

Aunque como cabe esperar del autor el dibujo sigue siendo igual de bueno y limpio que siempre, siguiendo con la curva ascendiente de mejora del autor, la ambientación sigue dejando que desear.

Tal y como venía siendo habitual con el avance de la obra tras los años el escenario es «minimalista» por ser amables.

El diseño de personajes se ve bastante bien, lo cual es subjetivo como cualquier opinión. Estos se siguen viendo jóvenes aunque más maduros, lo cual tiene sentido si tomamos en cuenta que hablamos de seres que pueden vivir miles de años.

El diseño de los enemigos vistos no decepciona, tanto los hollows como el enemigo principal muestran diseños que nos indican que volveremos a tener antagonistas con apariencias bizarras como en el arco de los Quincy o los Espada.

Es importante mantener expectativas altas, pues si por algo destaca Bleach es por la obsesión del autor con las figuras infernales, sobretodo del imaginario judeocristiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *