¡Saludos gente, bienvenidos a 1de2! Recordad que podéis encontrar este mismo contenido en nuestro canal de Youtube (Vídeo correspondiente más arriba). Así que no dudéis en pasaros por ahí y apoyarnos ¡Gracias!

«El fin de una era»

El episodio nos sitúa frente a un consejo de guerra formado por altos cargos Marleyanos, entre los que también se cuentan Zeke y Colt. Tal y como ya sucedió en el capítulo anterior, aquí volvemos a estar frente a una cascada de revelaciones importantes. Hemos cambiado de lugar y de bando. Y esto quiere decir que estamos a punto de resolver todas y cada una de las incógnitas que rodean a la gente de los muros.

El primer comentario por parte de uno de los militares ya es muy esclarecedor. Pues habla acerca de los 4 años que la nación de Marley llevaba enzarzada en una guerra por el control de la península. Si tomamos un pequeño desvío y volvemos al capítulo anterior, podemos rescatar un pedazo de conversación entre Magath y Colt. Aquí, el Marleyano menciona cuando fue que enviaron a los guerreros cambiantes a recuperar al fundador. Este dice que esto ocurrió 9 años atrás.

Estos datos nos revelan el tiempo que ha pasado entre la anterior temporada y esta. Lo cual es perfecto, ya que nos ayuda a situarnos. Desde el combate que tuvo lugar en el distrito de Shiganshina, el cual se saldó con la derrota y retirada de Zeke y Reiner habrían pasado 4 años.

Tras su huida, los guerreros Eldianos llegaron al puerto de la isla Paradis en donde fuimos testigos de cómo Eren Krueger le hizo entrega del titán de ataque a Grisha Jeager. Allí tomaron la embarcación en la que Zeke llegó y volvieron a la nación de Marley. Pero eso no es todo. Ya que en realidad lo último que vimos de Eren y compañía fue la llegada al mar.

En ese punto, ya había pasado todo un año desde la recuperación de Shiganshina. Esto lo podemos notar a través de Eren, el cual luce un cabello significativamente más largo. Teniendo en cuenta todo lo dicho y para ser totalmente precisos, han pasado exactamente 4 años desde lo ocurrido en Shigansina y 3 años desde que vimos a los personajes principales por última vez. Han ocurrido muchas cosas en este tiempo y todas ellas se nos irán desvelando poco a poco, así que os recomiendo tener paciencia.

Volvemos al episodio y nos encontramos con el problema que enfrenta Marley. Con la aparición de los periódicos ya podemos afirmar que el mundo de la obra es uno muy parecido a como era el nuestro a principios del siglo 20. Los integrantes de la reunión discuten sobre la nueva realidad que enfrentan. La prensa se hace eco de la victoria de Marley sobre la alianza de medio Oriente… Sin embargo, el verdadero titular es otro. Lo que revela la noticia es la debilidad de Marley.

Es Magath quien lo afronta reconociendo que el poder la de humanidad había conseguido superar al de los titanes. Las gentes de Marley se centraron en conservar ese poder, mientras que los otros países desarrollaron una tecnología militar mucho más avanzada. Sin embargo, en palabras de Magath, el poder titán seguiría siendo dominante en tierra por el momento. El problema se encontraba en las naves aéreas enemigas. Con esto en mente, perder era solo cuestión de tiempo. Ya que un bombardeo masivo desde los cielos significaría el exterminio total. Hay algo gracioso aquí, pues el general pregunta si no había algún titan con alas…

Es entonces cuando Zeke toma la palabra y este es denominado como el niño prodigio por el general. Ahora llegaremos ahí. El caso es que Zeke propone volver a llevar a cabo el plan de recuperación del titán fundador. Esto es algo que causa sorpresa en los presentes. Y es que da la sensación de que esta ya había dejado de ser una opción viable para Marley. Zeke advierte de la necesidad de obtener el poder titán que les falta para poder asegurar su posición.

El general comenta como a Zeke le queda tan solo un año de servicio. O lo que es lo mismo, un año de vida. Esto es lo que aprendimos de parte de Eren Krueger. A partir de la obtención del poder titán, la esperanza de vida del portador se reduce a tan solo 13 años. Aquí Zeke hace una puntualización refiriéndose a Colt. Este dice temer que su sucesor no fuera capaz de heredar todas sus capacidades como titán bestia. Queriendo decir que su poder debería ser exprimido al máximo mientras todavía existiese esa posibilidad.

Y de pronto, añade una información clave, revelándose como quien una vez fue el hijo de Grisha jeager. Así es gente, Zeke es el hijo de Grisha y Dina Fritz. Aquél cuyo cerebro fue lavado por sus padres y los restauradores de Eldia. Aquél sobre el que se depositó el enorme peso de guiar a su pueblo siendo tan solo un infante. Como sabemos, el pequeño Zeke se posicionó en contra de su familia y los acusó de conspiración y traición.

Todavía no conocemos los detalles exactos que llevaron al hijo mayor de Grisha a rebelarse, pero de ahí le viene el mote con el que el general se dirige a él antes. Zeke «el niño prodigio». El Eldiano que entregó a los restauradores y protegió a Marley de una revolución orquestada en las sombras. Zeke Jeager, el hermano mayor de Eren. Esto nos hace recordar el combate de Shigansina, cuando Zeke se dirige a Eren y le dice que quiere salvarlo y liberarlo del adoctrinamiento recibido por parte de su padre, Grisha. Esto nos da la pista de que en efecto Zeke cree que Grisha trató a Eren del mismo modo en que lo trató a él.

Tras el opening, cambiamos de localización y encontramos a Zeke hablando con Colt en una azotea. Zeke se enciende un cigarrillo mientras Colt lo alaba por haber impuesto su opinión por sobre la del general. No debemos olvidar que aunque con ciertos privilegios, Zeke no deja de ser Eldiano. Colt continúa con las muestras de admiración y habla de cómo su titán posee capacidades nunca antes vistas en el titán bestia. Capacidades comparables a las del famoso titán fundador. Y le pregunta cómo es posible si este no posee sangre real.

Aquí debemos detenernos de nuevo y echar la mirada atrás una vez más. Concretamente hasta el momento en el que el escuadrón de reconocimiento se encontraba en mitad de una reunión con los demás cuerpos de la milicia. Aquí, Eren, el cual ya había visto las memorias de Grisha, se da cuenta de que para usar el poder de la coordenada del titán fundador, éste debe primero tener contacto con un Eldiano de sangre real. Y recuerda cuando fue capaz de dar órdenes a los titanes en el pasado tras golpear la mano de un titán. Y es que este no era cualquier titán. Sino que era Dina Fritz, la primera esposa de su padre y madre de Zeke. Aquella que en una acción casi poética y cargada de resentimiento, devoró en su momento a la madre de Eren.

Es entonces cuando nuestro protagonista se da cuenta de este hecho. Para utilizar el poder del fundador, era necesario poseer o tener acceso a la sangre real de los Fritz. O como se hacían llamar en los muros, los Reiss. El caso es que Zeke había mantenido en secreto su sangre real. Y los poderes especiales que menciona Colt, son aquellos que conciernen al control de los titanes que vimos tanto en el episodio anterior como adentro los muros, cuando Zeke convierte a los habitantes de las aldeas de Connie y Sasha en titanes puros capaces de moverse por la noche.

Recordemos que los titanes solo estaban activos durante las horas de sol, sin embargo, bajo las órdenes de Zeke, esta limitación puede ser ignorada. El poder de la coordenada no solo radica en el control de los demás Eldianos, pues como ya hemos visto, Zeke no posee al fundador y puede lograrlo gracias a su sangre. El verdadero poder de la coordenada se basa en la capacidad de dominar las memorias de las personas. Pudiendo borrarlas o cambiarlas a voluntad.

De vuelta a la azotea, Zeke le dice a Colt que cuando este herede su poder accederá a sus memorias y descubrirá sus secretos. Cuando Colt pregunta a qué secreto se refiere, Zeke desvía la seriedad del momento mencionando su particular forma de limpiarse el culo (Risas) Muy top. Magath aparece y se suma al descanso para fumar. Este dice algo bastante interesante.

Al parecer, durante estos cuatro años que habían pasado, multitud de barcos fueron enviados a la isla Paradis, concretamente treinta y dos. De los cuales, ninguno había regresado. Zeke explica como un único titán sería incapaz de lidiar con aquello, por lo que dan por hecho que los de Paradis cuentan con al menos dos. Y es que así es, Zeke y Magath desconocen si se trata del titán hembra o del colosal. De hecho, podrían ser los dos. Los del bando Marleyano no presenciaron el momento en el que Armin devoró a Berthold, y no pueden saber con seguridad si alguien más pudo llegar a devorar a Annie.

Lo que nosotros podemos suponer gracias a esta información, es que Eren y Armin se habrían pasado estos cuatro años destruyendo los barcos que iban llegando con sus poderes titán. Sin embargo, eso no era todo, pues Zeke menciona que el poder titán no es la única cosa a temer que se encuentra en Paradis, haciendo referencia a los Ackerman y especialmente a Levi.

«Secuelas»

Partiendo de un flashback en forma de pesadilla, Reiner despierta recuperado de las heridas causadas por los proyectiles de los buques de guerra. A partir de éste momento, el protagonista del capítulo pasa a ser él. Reiner muestra los signos del enorme desgaste mental que sufre. Incapaz de liberarse de sus actos pasados. Del peso de la culpa que lleva a cuestas. A un lado se encontraba su compañero Galliard, el actual portador del titán mandíbula.

Este muestra resentimiento hacia Reiner y lo culpa por la muerte de su hermano, quien fue devorado por Ymir a causa de protegerlo. Galliard piensa que debió ser él quien heredara al titán acorazado 9 años atrás. Reiner le pregunta si vio las memorias de su hermano Marcel, a lo que Galliard responde con una negativa. Sin embargo, sí pudo ver las de Ymir. Aquí se nos confirma lo que ya nos temíamos, y es que la pobre Ymir volvió a Marley para morir. Simplemente, se rindió y dejó de luchar. Es muy triste, un personaje sin un final grandioso o siquiera digno.

Para mí, Ymir representa bien lo que es esta obra llamada Shingeki no kyojin. Su historia no será recordada. Solo será una más. Alguien a quien se le arrebató su futuro. Una víctima del montón que acabó teniendo una muerte silenciosa y sin honor. Y todo por tomar malas decisiones. Si lo pensamos, Ymir pudo haber dado toda la información al escuadrón de reconocimiento desde un principio. Pudo haber revelado la verdad y ayudar a su pueblo a combatir a Marley. Pero lo creyó imposible. Una meta irrealizable. Y actuó egoístamente, centrándose en salvar solamente a la persona que amaba. Ymir creyó que los de la isla estaban perdidos, que no tenían ninguna oportunidad de salvarse. Por eso quiso sacar a Historia de allí. Aunque ello significara su muerte y una vida miserable para Historia. Ymir nunca quiso luchar por la libertad. Y ello fue lo que causó su lamentable final.

A través de los recuerdos de Ymir, Galliard pudo ver el comportamiento que tuvo Reiner durante su estancia en los muros. Vio como se hacía pasar por un soldado. Como actuaba como un confiable hermano mayor y se mezclaba con los demás habitantes de la isla. En cierto modo, Galliard incluso se da cuenta de como Reiner trataba de imitar la personalidad de su hermano Marcel. Esto es una verdadera locura. Desde un punto de vista psicológico, lo de Reiner es para darle de comer aparte.

Es pronto para hablar a fondo de todo ello, porque se nos mostrará lo que falta muy pronto. Pero solo diré una cosa. Cuando Reiner es salvado por Marcel Galliard, este da su vida por él. Y lo que esto genera en el personaje es un sentimiento de deuda. Es por ello que lo imita y mantiene vivo su recuerdo. Lo que vimos en Reiner es una especie de desdoblamiento de personalidad. Cuando se nos muestran los recuerdos de la muerte de Marcoh durante el final de la tercera temporada, este hecho es especialmente desgarrador.

Tras causar la muerte de su compañero actuando como un guerrero Marleyano, Reiner tiene una regresión a su estado mental de habitante de los muros, y llora a su compañero ante la mirada atónita de Annie y Berthold, muy conscientes de la pérdida de cordura de su compañero. Reiner se construye un alter ego para protegerse de la locura en la que vive sumido. Es una barbaridad lo bien construido que está el personaje. Pero sigamos.

La puerta de la habitación se abre para revelar a la portadora del titán carreta, Pieck. La cual interrumpe la conversación pidiendo a Galliard que tenga clemencia con Reiner. Pieck se apoya en una muleta para poder andar y explica que era la primera vez en dos meses que volvía a encontrarse en su forma humana, por lo que su cuerpo apenas recordaba cómo sostenerse sobre dos piernas (Hay que recordar que el titán de Pieck es cuadrúpedo). Parece sorprendente la gran cantidad de tiempo que Pieck puede mantener su forma de titán. Así que podríamos deducir que es precisamente ésa, la habilidad especial con la que cuenta el titán carreta. Su apabullante resistencia.

Pasamos al grupo de los niños, quienes se encuentran en el puerto. Udo muestra su enfado por la situación que atraviesan. Al estar en entredicho el poder de los titanes, este se pregunta qué será de ellos si dejan de resultar esenciales para Marley. Entonces vemos como algunos soldados Marleyanos se disponen a liberar a algunos sobrevivientes de la facción de medio Oriente. Udo reacciona de nuevo, impotente. Si Marley liberaba a los prisioneros, estos se encargarían de difundir el terror y la amenaza que suponían los titanes, empeorando todavía más la imagen de los Eldianos fuera del país y alimentando el odio hacia su raza.

Reiner aparece frente a los niños y calma a Udo. Gabi celebra su recuperación y se alegra de poder volver juntos a Liberio. Entonces Reiner queda rezagado, observando al grupo desde la distancia. La música se detiene y Reiner vuelve a padecer secuelas. Esta vez en forma de regresión a su época de aspirante a titán. Gabi, Udo, Falco y Zofia se convierten en Annie, Berthold y los hermanos Galliard. Era lo mismo, otra vez. La misma historia repitiéndose. Reiner estaba sumido en un verdadero infierno. Tras recuperar el sentido, se marchan y vemos una figura de espaldas que parece observarlos.

A continuación estamos en el tren nocturno que lleva a los Eldianos de vuelta a Liberio. Allí, en el vagón de los soldados, un Colt pasado de vino celebra la victoria señalando a Gabi como la heroína y futura esperanza de Eldia. Y Colt no se equivocaba, pues como ya dijimos en el vídeo anterior, todo lo que hizo Gabi, lo hizo para salvar las vidas de sus congéneres. Esta revelación hace estallar en júbilo al pelotón de Eldianos. Orgullosos y agradecidos a la pequeña y valiente Gabi.

Cambiamos de vagón y presenciamos la charla de Reiner y Falco. Este último muestra su descontento con que Gabi herede al acorazado. Básicamente, Falco quiere proteger a Gabi de la maldición de los 13 años. Reiner infunde miedo en Falco con la intención de elevar su espíritu, y le hace creer que corre peligro por sus palabras de desprecio hacia la herencia titán. Pero en realidad Reiner piensa igual que Falco, por lo que le pide que salve a Gabi por él mismo, y sea él quien se convierta en el siguiente titán acorazado.

«La breve Paz»

Lo siguiente es la llegada a Liberio. Un breve momento de felicidad en donde todos pueden volver a sus hogares. Aquí aprendemos que Gabi y Reiner son en realidad primos. Y Colt y Falco, hermanos. Todos se reencuentran con sus familias, incluso Zeke con sus abuelos, los padres de Grisha. Falco se separa por un momento de su los suyos y repara en los heridos y mutilados que vuelven de la guerra con secuelas y problemas de salud mental. Un guardia simula el sonido de una explosión y los pobres heridos caen al suelo. Por lo que Falco se dispone a ayudarles. Este coloca el brazalete a uno de ellos y pasamos a la cena en casa de la familia Braun.

Gabi grita y relata sus hazañas apasionadamente mientras sus familiares la escuchan con sonrisas en sus rostros. Todo marcha bien hasta que el padre de Gabi pregunta a Reiner sobre su experiencia en la isla. Parece que este tiene prohibido hablar en detalle sobre Paradis. Pero sí puede contar algunas cosas.

Reiner comienza a relatar cómo se infiltró en el ejército. Pero lo que comienza como un relato de horror y miseria rodeado de demonios se torna poco a poco en recuerdos preciados junto a camaradas. Reiner recuerda el incidente de la patata con Sasha, recuerda a Eren y a los demás… El relato termina con el rostro impresionado de su madre, quien se niega a aceptar la posibilidad de que los Eldianos de la isla sean como ellos. Gente diversa, buena y mala a partes iguales. Simplemente, personas corrientes. Entonces la madre de Reiner entona un discurso cargado de fanatismo y rencor hacia los de la isla por haberlos dejado a ellos atrás. Por haberles condenado a una vida sin libertad. Un discurso realmente duro.

La noche acaba. Vemos el suicidio de varios de los soldados heridos, aparentemente incapaces de recuperarse de lo vivido en las trincheras. Y pasamos directamente a una pequeña reunión formada por los Eldianos cambiantes y Colt. Zeke les había convocado para explicarles el plan de retomar al fundador. Tras exponer la realidad a la que se enfrentaba Eldia en caso de que Marley fuera derrotada, Zeke explica cómo están en la obligación de poner al mundo en contra de Paradis y señalar a sus habitantes como los únicos demonios Eldianos. Y para ello, se usaría a la familia Tybur como vehículo. Se mencionan varias cosas interesantes sobre los Tybur.

Al parecer esta estirpe de Eldianos tuvieron un papel fundamental en lo que respecta a la decisión de huir a la isla Paradis por parte de la familia Fritz. Y además, estos jamás han usado su titán martillo de guerra contra otras naciones. Por lo que contaban con influencia en el extranjero según la explicación de Pieck. Galliard muestra cierta disconformidad, siendo que los Tybur son una especie de nobles que siempre se han mantenido al margen de las desgracias que sufren los demás Eldianos. Pero Reiner zanja el asunto admitiendo que la ayuda es necesaria.

Entonces Zeke menciona el evento que está por celebrarse. Un evento que reunirá a periodistas y diversas personalidades de países extranjeros. En dicho acontecimiento, Los Tybur anunciaran su conquista sobre Paradis en el plazo de un año. Tras esto, vemos como la conversación estaba siendo grabada por Marley y también como Reiner se había dado cuenta gracias al primer comentario de Zeke. El episodio termina con el rostro compungido de Reiner, quien se pregunta si de verdad va a tener que volver allí, a Paradis.

Y hasta aquí gente. Para mí ha sido un capítulo increíble. Me despido hasta la próxima. Recordad visitar nuestro canal en Youtube y suscribiros si os gusta lo que hacemos.

Muchas gracias como siempre y… ¡Chao!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.